Publicado el Deja un comentario

Posibles usuarios de Telepsicología

A continuación, usted encontrará una lista de situaciones con las cuales se podría identificar. Te ofrecemos diversas situaciones en donde la terapia vía internet es particularmente beneficiosa. Destacamos que la atención psicológica a través de la Telepsicología brinda la misma seguridad, tanto desde el punto de vista ético como desde la cientificidad, que la terapia presencial.

  • Personas que viajan con frecuencia, pueden continuar con la terapia desde el lugar donde se encuentran.
  • Personas que presentan algún tipo de dificultad física (temporal o permanente), con la terapia online no necesitan desplazarse.
  • Personas que viven fuera del propio país de forma temporal y/o permanente, les recomendamos que la terapia se realice dentro de tu propio idioma.
  • Personas que trabajan con horarios rotativos o estudiantes, la terapia online ofrece mayor flexibilidad horaria.
  • Personas que viven en zonas rurales o que no disponen de psicólogos en su localidad.
  • Personas que formen parte del grupo de riesgo frente al Covid-19, pueden realizar terapia online sin salir de la seguridad de sus hogares.
  • Mujeres que se encuentren transitando el último periodo de embarazado o que requieran reposo.
  • Personas al cuidado de otros (niños, adultos mayores, etc.) que no poseen quien los reemplace en su tarea de cuidadores.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Personas con poco o nulo acceso a medios de transporte para que llegar al consultorio.
  • Personas que sienten mayor libertad/comodidad al hablar con su terapeuta desde su hogar.
  • Personas que, por su estado emocional, no disponen del deseo de movilizarse para asistir a terapia.
  • Madres embarazadas próximas a parir, o madres en actividad laboral que están a cargo del cuidado de niños pequeños.
  • Personas que no residen en lugares donde la oferta de terapeutas sea amplia.
  • Personas cumpliendo prisión domiciliaria.
  • Personas en situación emocional limitante para salir de su domicilio con agorafobia o depresión grave.
  • Personas hospitalizadas.
  • Personas sordomudas.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *